El pedido de revocatorio para Camacho toma forma entre oficialistas y opositores

Los reiterados errores cometidos por el Gobernador en el ejercicio de su mandato, generaron disconformidad en la población.


El pedido de revocatorio para el gobernador de Santa Cruz, Fernando Camacho, es una opción evaluada tanto por sectores sociales, asambleístas oficialistas e incluso miembros de su mismo partido, en el que tiene marcadas disidencias.

El diputado por el MAS, Ányelo Céspedes señaló que, ante los reiterados errores y “metidas de pata” cometidas por la autoridad departamental, amerita que sea sometido a un referéndum revocatorio para que la población decida si se mantiene en el cargo.

“El gobernador Camacho ha demostrado en reiteradas ocasiones que no está preparado para asumir este cargo, toda vez que ha demostrado incapacidad para hacer obras, para llevar adelante la gestión, para atender las demandas de la gente, de nuestros municipios y ahora orilla al departamento a un conflicto por su irresponsabilidad al no asistir a la reunión del Consejo Nacional de Autonomías”, señaló.

El diputado por Creemos, Omar Rueda, criticó el accionar de Camacho, quien actúa en función a sus intereses políticos e indicó que si la población promueve un referéndum revocatorio éste debe llevarse a cabo.

“Lastimosamente el gobernador Camacho está movido por otros intereses y esto afecta a la gestión. Los pedidos de revocatorio, en caso de ser apoyados por la población, deben ser escuchados y Camacho debe someterse a la voluntad del pueblo”, manifestó.

De acuerdo a un reporte de Bolivia TV en Santa Cruz, organizaciones sociales también se manifestaron en ese sentido, pues consideran que Camacho está llevando a un conflicto innecesario al departamento, al promover la realización de un paro debido a la reprogramación del Censo Nacional de Población y Vivienda.