Octubre negro: Evo condena fallo de juez y dice que Estados Unidos protege a genocidas

Cohn consideró que la evidencia presentada por los diez demandantes no era suficiente para respaldar el veredicto. Por su parte los querellantes han dicho que la evidencia presentada ha sido suficiente como para que el jurado dictamine la condena; la prueba mayor, más de 60 civiles muertos.

Evo-Morales

El presidente Evo Morales “exigió” a Estados Unidos dejar de proteger a “genocidas” y fustigó la decisión de un juez federal estadounidense que revocó la condena al ex mandatario Gonzalo Sánchez de Lozada y al que fuera ministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín.

“Condenamos la decisión del juez J. Cohn, de Florida que en un fallo contrario a sus propias sentencias anteriores, libra de culpa a los asesinos prófugos de la Masacre de Octubre. Exigimos a Estados Unidos deje de proteger a esos genocidas”, dijo Morales en su cuenta de Twitter.

En la víspera el juez James I. Cohn de la Florida revocó el verídico de jurado de ciudadanos estadounidenses que el 3 de abril encontró culpables de Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín a quienes condenó a pagar una indemnización de 10 millones de  dólares en compensación a los demandantes en un juicio civil inédito que se abrió en Estados Unidos.

Cohn consideró que la evidencia presentada por los diez demandantes no era suficiente para respaldar el veredicto. Por su parte los querellantes han dicho que la evidencia presentada ha sido suficiente como para que el jurado dictamine la condena; la prueba mayor, más de 60 civiles muertos.

Diversas voces se han alzado en Bolivia para fustigar la decisión del juez Cohn. El abogado que apoyó la demanda de las víctimas Thomas Becker anunció una apelación.

La decisión del juez es “es un gran error; esto no ha terminado, nosotros creemos que no hemos perdido, esto es un obstáculo, los proceso siempre continúan después del veredicto”, dijo en declaraciones a periodistas. Según Becker el camino que queda es apelar ante instancias superiores.

En tanto, el presidente de la Asociación de Víctimas de Octubre Negro, Juan Patricio Quispe, dijo que la decisión será analizada con detenimiento antes de un pronunciamiento. 

Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín viven en Estados Unidos desde que huyeron de Bolivia en 2003 tras las muerte de más de 65 manifestantes, la mayoría de ellos en la ciudad de El Alto.